Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

¿Qué regalar al futuro padre?

Una vagina en lata.
En serio. Existen.
Sí, lo sé: cada mujer es única, las hay fogosas y las hay cansadas. Y cada parto es diferente y deja secuelas distintas, y la libido de cada cual tiene su idiosincracia, y blablablá. Pero seamos sinceros: la biología no falla. Y si estás dando teta, despídete del deseo –salvo el de dormir– por una temporadita más bien larga. Y más larga se le hará a él, porque sus hormonas no han sido trastocadas y sigue estando al pie del cañón. 
Hablo de madres que han decidido dar el pecho y que están con sus hijos prácticamente las veinticuatro horas del día, sin desconectar. El sexo queda relegado, muy relegado. Quién sabe, tal vez te visite un ramalazo de deseo un día, sin saber cómo ni por qué, pero desengañémonos: según mi experiencia y la de personas cercanas, durante el primer año posparto las relaciones íntimas pueden contarse con los dedos de una mano. ¿Las causas? Pues un buen puñao: El parto. Después de expulsar a una criatura por ahí es normal no t…